Casa Curutchet

Icono de la arquitectura mo­derna en la Argentina, la Casa Curutchet es la unica obra de Le Cor­busier en Sudamerica.

Se trata de una casa entre medianeras que se integra al contexto a tra­ves de un arbol del patio de la planta baja, las transparencias y los espacios fragmentados.

A fi­nes de los años 40. el doctor Pe­dro D.Curutchet teni­a un pequeño te­rreno de 9 metros de frente por 20 de fondo, muy bien ubicado frente al Paseo del Bosque, deci­dio construir una casa que inclu­yera un consultorio medico y su domicilio particular.

Al diseñarla, Le Corbusier tuvo en cuenta las necesidades de sus futuros habitantes y dividio la casa en dos volumenes clara­mente separados: la zona de consultorio al frente y la zona de la vivienda atras, ambas articu­ladas por el patio y la rampa de acceso.

Le Corbusier trajo su metodo, de los cinco puntos:

- La casa sobre pilotes para que el suelo quede libre como un jardi­n.

- El techo-jardin para que, en lugar de cubiertas inclinadas, las terrazas sean otro jardi­n mas.

- El plano libre, no rigidamente distribuido por tabiques fijos.

- La ventana continua, desarrollada en horizontal.

- La fachada libre, es decir, independiente de la estructura portante.

Y lo adapto a las particularidades del contexto urbano de una ciudad argentina:

La construccion de una vivienda unifamiliar en un terreno de dimensiones limitadas entre medianeras, circunstancia inedita en la produccion anterior del autor, lo que determina una vivienda de una sola fachada;

El hecho de que como consecuencia de la estructuracion urbana de la ciudad de La Plata segun avenidas diagonales, el eje longitudinal del terreno tenga una inclinacion cercana a los 45º con respecto a la li­nea municipal.

   

La obra comenzo a fines de 1949. Muchos inconvenientes­ se presentaron a lo largo de la misma y en mas de una ocasion el doctor Curutchet estuvo tentado de abandonarla. El proyecto original comprendi­a un estar- comedor, cocina, dos habitacio­nes, dos baños, escritorio o ha­bitacion de huespedes, departamento de servicio, garage y la­vadero. Para la cli­nica, una sala de espera, gabinete de consulta y una habitacion para interna­cion. Williams propuso impor­tantes modificaciones a los pla­nos de Le Corbusier: elimino el primer tramo de escalones, roto 180 grados el sentido de la es­calera y remplazo las paredes que defini­an el volumen de ac­ceso por muros vidriados. Tomo ademas la responsabilidad de obtener la autorizacion para construir la obra de acuerdo al sistema corbusierano Modulory conseguio que Le Corbusier fue­ra aceptado como autor oficial.

En 1951, Williams renuncio y asumieron la direccion tecnica el arquitecto Simon Ungary, luego, el ingeniero Alberto Val­des. Finalmente, la obra quedo terminada en el año 1955.

 

 

La rampa se encuen­tra enfrentada a la puerta de en­trada, organizando la circulacion interior. Como espacio inducido, obliga a recorrer la casa de manera vertical, ofreciendo un interesante juego de perspectivas.

Produce una alteracion del ritmo y la dinamica de recorrido al romper con las perspectivas estaticas de los espacios y enlazar simultaneamente las articulaciones entre funciones localizadas y vaci­os continuos que constituyen un volumen puro virtual.

 

 

El respeto formal por el entorno se hace evidente tambien en el parasol del frente de la terraza, que funciona como pantalla, continuando la li­nea del frente, tan ti­pica de las ciudades latinoamericanas.

Secuencia de planos paralelos (continuidad horizontal), se recortan de manera variable (continuidad vertical) y son atravesados por una reti­cula regular de varillas cilindricas.

 

 
     
Imagenes en tamaño original