Housing Silo in Amsterdam: SILODAM

MVRDV ( 1995-2002)   Amsterdam, Westerdoksdijk

 

A simple vista es un prisma rectangular definido por superposicion de prismas rectangulares menores variados. Donde se distribuyen 157 casas -para vender o alquilar-, oficinas, areas de trabajo, locales comerciales y espacios publicos, todo comprimido en una cascara de 20 metros de ancho, 120 metros de largo y 10 pisos de altura.

 

 
 
La diversidad de las superficies y la posicion, hacen a cada casa diferente. Existen variaciones de orientacion, en la proporcion, y la relacion ente las plantas mediante vaci­os, y de diferentes clases de ventanas. Los departamentos se agruparon en mini-barrios, de entre 4 y 8 viviendas, que se transforman segun los deseos del cliente. La ubicacion de los barrios arma un rompecabezas que puede leerse en la fachada: cada parte se expresa con diseños y colores diferentes.
 
 
La disposicion estrategica de los nucleos de circulacion es lo que permite la gran flexibilidad de armado en planta y corte. Las casas no solo difieren en tamaño, sino tambien por la diversidad en la cantidad y dimension de ambientes, sus niveles, elementos constructivos, espacios exteriores y hasta tipos de ventanas.
 
 
 
 Silodam es un excelente ejemplo de otro concepto desarrollado por MVRDV: la idea del corte libre. Como sucede en una de sus obras mas famosas, Villa VPRO, el espacio no fluye solo en sentido horizontal, sino que se extiende en forma vertical por medio de los pisos que se curvan y pliegan como olas de hormigon. Esta idea constituye un paso mas alla de lo experimentado por los arquitectos modernos con la planta libre. Tanto en Silodam como en Villa VPRO la fachada no fue diseñada como muro sino como expresion del corte.

  

 

 

 

 

 

En el lado oeste hay un gran balcon colectivo para los residentes. El dique se ha dejado a traves del edificio, y acaba como una gran terraza con vistas al IJ. Bajo este balcon se ha construido una oficina que goza de esplendidas vistas. Los residentes pueden pasear por el conjunto, pasar por las distintas fachadas, azoteas, atravesar el corazon del edificio, recorrer el puerto deportivo -donde estan los muelles- y el vesti­bulo.